Noticias

  • Crisis y caos organizativo en el Dakar

    Las fuertes lluvias están convirtiendo el Dakar, más allá de las víctimas humanas, en un caos organizativo. Tal es así, que los dirigentes de la carrera no saben cómo reanudarla ni cuando ni desde donde. El ambiente es muy tenso desde la noche anterior, cuando se decidió suspender la novena etapa a causa de los desprendimientos provocados dichas lluvias en la zona. Ven que la carrera se les va al garete.

    No solamente existen problemas con el terreno por el que deberían pasar los pilotos y toda la caravana del Dakar. También los hay logísticos. Por ejemplo, uno de los vehículos médicos está inoperativo. Se trata de un Tango 4x4, que volcó con dos facultativos dentro que están esperando a ser rescatados.

    Tienen magulladuras y pequeñas lesiones -se habla de que uno tiene el hombro roto-, pero sus vidas no corren peligro. Fueron a la zona del desprendimiento para ayudar a los locales que han perdidos sus casas y se encuentran en problemas.

    La situación es un grave problema para la carrera, ya que no solamente se trata de un problema deportivo, sino también humano. Sin duda, esta crisis en la carrera es una de las más graves en la historia del Dakar.