Noticias

  • Caribes afeitó al león para conseguir el boleto a la final

    Impredecible, así suele ser el beisbol. Nadie que vio el inicio de la temporada 2017-2018 de la LVBP pudo haber imaginado que uno de los finalistas sería el equipo de Caribes de Anzoátegui.

    Y no hay nada que reprocharles. La tribu oriental fue el peor conjunto en octubre y parte de noviembre, cuando su manager Omar López y varios de las figuras no se habían unido a la plantilla.

    Con la llegada del timonel y de hombres como René Reyes, Tomás Telis, Alexi Amarista y Rafael Ortega, Caribes mostró otra cara y la franca mejoría que tuvieron en el último mes del año rindió ayer su gran dividendo.

    Los orientales vencieron a Leones del Caracas 6-5 para quedarse con la serie semifinal y ganarse la oportunidad de ser el rival de Cardenales de Lara en la última instancia del torneo, que iniciará el sábado en Barquisimeto.

    Aunque la brega no estuvo nada fácil. Con diferencia a las tres victorias anteriores, los melenudos ayer vendieron cara su derrota, de hecho, fueron quienes picaron adelante en el juego.

    En el tercer episodio doblete de Ramón Cabrera, el jugador más caliente en la postemporada para los capitalinos, impulsó desde la segunda a Wilfredo Tovar, todo esto ante los envíos de Yeiper Castillo.

    Cory Riordan, abridor de Caracas, lanzó los primeros tres episodios sin siquiera inmutarse, pero en el cuarto tramo se complicó y los indígenas no perdonaron.

    Con dos hombres en circulación Tomás Telis conectó doble hacía la izquierda que fletó una y dejó hombres en primera y segunda base. Con la inicial libre Mike Rojas decidió enfrentar a Willians Astudillo y este, tal y como lo hizo a lo largo de toda la serie, respondió con largo cuadrangular que colocó las acciones 4-1 a favor de los locales.

    Leones descontó en el episodio siguiente y en el séptimo acto igualó el marcador 5-5 gracias a cuadrangular de dos carreras de Gregorio Petit.

    Con las esperanzas de forzar un sexto duelo, Rojas le dio la oportunidad a Robinson Leyer de mantener a raya la recia toletería aborigen, pero este falló al recibir vuelacercas solitario de Rafael “Balita” Ortega, que terminó siendo el batazo de la diferencia.

    El estadounidense Nick Struck lanzó de manera dominante el noveno inning para adjudicarse el salvado y permitirle a sus compañeros celebrar sobre la grama sintética del estadio Alfonso “Chico” Carrasquel.