Noticias

  • El clásico cierra su ciclo en Valencia
    El último duelo entre los Leones del Caracas y los Navegantes del Magallanes en el estadio José Bernardo Pérez tendrá un sabor especial no solo por ser el hipotético último duelo entre los eternos rivales en la presente campaña, sino que el conjunto naviero buscará cerrar el año de forma invicta en su casa ante los melenudos.

    Luego tres duelos en los que los filibusteros han despachado por la puerta de atrás a los melenudos, buscarán mantener un yugo que podría acercarlos más en la lucha por la cima de la clasificación de la LVBP.

    Los encargados de tomar la bola en la lomita del “coso de La Michelena” serán el zurdo John Lamb, quien se ha encargado de dominar a placer la novena del Caracas, mientras que los visitantes, en teoría, tendrán en el morrito a Efraín Nieves, aunque previo al compromiso de ayer aún no estaba confirmado.

    Escenario complicado para los capitalinos
    Los dirigidos por el mánager Mike Rojas, quienes antes de la jornada de ayer no habían logrado conquistar victoria alguna ante la tropa comandada por Omar Malavé, de querer acabar con el yugo de los eléctricos en su casa, deberán dar un giro de 180 grados para poder salir por la puerta grande.

    En los tres primeros cotejos de la rivalidad en Valencia, los melenudos apenas han logrado ligar para un pobre promedio de .185, destacando que solo han ligado cinco extrabases.

    Del lado de los lanzadores las cosas tampoco han salido muy bien. Su cuerpo lanzadores han dejado mucho que desear al tolerar 20 carreras limpias en 24 entradas de labor, dejando una efectividad inflada de 7.50.

    A mantener el buen ritmo
    Del otro lado del diamante está el conjunto naviero que, para placer de todos sus aficionados, ha estado intratable en su casa, a pesar de haber sufrido en el último duelo.

    La ofensiva comandada por Jesús Valdez y Andrés Eloy Blanco ha estado carburando con buen ritmo al batear para promedio de .298 cuando ven a los melenudos en Valencia, destacando que solo en uno de los tres duelos no han sacado la pelota del parque.

    Mientras que los lanzadores, entre los que destaca Lamb, han brillado al presentar un porcentaje de carreras minúsculo de 1.66 al tolerar solo cinco carreras limpias en 27 entradas trabajas. Algo que los aficionados navales esperan que se pueda repetir para cerrar de forma invicta en su casa ante los capitalinos