Noticias

  • Mario Lissón se ve en el Salón de la Fama del Magallanes

    Los cambios de aire pueden ser complicados. En ocasiones, salir de la zona de confort puede llegar a variar de una forma u otra nuestra conducta. No obstante, en otras ocasiones, quizás en menor cantidad, los cambios son para positivo.

    Dentro de esa segunda estadística se ubica Mario Lissón. Luego de pasar por dos organizaciones históricas como Leones del Caracas y Águilas del Zulia, el caraqueño llegó a los Navegantes del Magallanes previo a la zafra 2011-2012, y de ahí en adelante todo ha sido historia.

    Siete años, 53 cuadrangulares y 221 impulsadas son la carta de presentación del pelotero de ascendencia peruana, quien de forma muy modesta pero segura, considera que puede ser un miembro a futuro del Salón de la Fama del conjunto naviero una vez fue interrogado por la prensa.

    “Yo creo que sí”, soltó un pensativo Lissón quien parece que vislumbró todos sus momentos con la nave antes de dar al respuesta. “Debería estar estadísticamente. Obviamente solo tengo siete años con el equipo y mi estadía ha sido sumamente corta en comparación de otros jugadores que jugaron muchos años más que yo”.

    Y es que el periplo ha sido corto para el espigado toletero quien en ese lapso se colocó como el segundo jugador con más jonrones dentro de la franquicia, solo por detrás de los 56 de Richard Hidalgo, quien casualmente este año fue exaltado al templo de los inmortales del equipo.

    El tiempo dirá si las aspiraciones de Lissón se llegan a cumplir. Por ahora, luce bastante posible que sus números puedan crecer hasta dimensiones que ningún jugador de la nave ha alcanzado en los más de 100 años que tiene el nombre de la institución.

    “De verdad pensaré en eso cuando toque. Por ahora solo pienso en ganarle a La Guaira”, finalizó Lissón con su constante sonrisa.