Noticias

  • Quintana espera conformar una dupla ganadora con Contreras en postemporada

    Es verdad que José Quintana nunca ha lanzado en un juego de postemporada, algo que cambiará el próximo mes cuando el zurdo y los Cachorros empiecen su lucha por conquistar el banderín de la Liga Nacional. 

    Sin embargo, Quintana, cambiado de los Medias Blancas a los Cachorros a mediados de julio, sí tiene algo de experiencia en ambientes estilo playoffs. Eso fue durante la segunda semana de marzo, cuando el abridor llegó a tener dos outs en el quinto inning sin permitir hits en representación de la selección colombiana durante el Clásico Mundial de Béisbol, contra nada más y nada menos que el eventual campeón del torneo, la talentosa escuadra de los Estados Unidos.

    ¿Podría ser aquella salida un punto de referencia para el colombiano, de cara a la intensidad que matiza la postemporada de Grandes Ligas?

    "Creo que sí", dijo Quintana, de 28 años de edad. "La atmósfera que se vivía en esos juegos era la misma o similar a playoffs. Sentí ese ambiente".

    Un ambiente similar se vio el fin de semana pasado en Milwaukee, donde los Cachorros tomaron control total de la División Central de la Liga Nacional al llevarse tres de los cuatro partidos de la serie. En el último, brilló como nunca Quintana, quien lanzó una blanqueada (la segunda de su carrera) de tres hits y 10 ponches. De paso, superó los 200 abanicados en una temporada por primera vez en su trayectoria en las Mayores.

    "Fue una serie bastante importante para nosotros, en que estábamos enfrentando a nuestros rivales directos y (estoy) contento con tener ese resultado", comentó Quintana. 

    El oriundo de Arjona le costó caro al equipo del norte de Chicago, que cedió a sus vecinos del sur a cuatro prospectos, incluyendo al cotizado toletero dominicano Eloy Jiménez. Sin embargo, Quintana estará bajo control contractual de los Cachorros hasta el final del 2020, a un costo que ni siquiera llega a US$12 millones por año en ningún momento.

    En el terreno, el ajuste no fue todo color de rosa, ya que Quintana tuvo efectividad de 4.50 en sus primeras ocho aperturas con los campeones. Sin embargo, en sus últimas cinco salidas, lleva marca de 5-0 con promedio de carreras limpias de 2.14. En sentido general, tiene 7-3 con 3.50 en 13 presentaciones por los Cachorros. 

    "(Había que) seguir trabajando, seguir esforzándome como lo hice", explicó Quintana sobre sus primeras semanas con el uniforme de los Cachorros. "La transición no fue tan difícil, pero estaba tratando de acoplarme y me siento muy bien. Lo importante es lo que se viene haciendo y (estoy) esperando que lo mejor esté por venir". 

    La presencia de Quintana ha reforzado una rotación de los Cachorros que, en algunos momentos, se ha visto menos fuerte que la del año pasado. El zurdo será una de las figuras centrales del cuerpo monticular de Chicago en octubre y no ve la hora de hacer ese debut en la postemporada. 

    "Muy emocionado", dijo al respecto. "Es algo especial para cualquier jugador, poder participar en un playoff, nada fácil para ningún equipo y creo que estar aquí es un gran premio. Es una bendición.

    "Vamos a estar preparados para afrontar esto con mucha seriedad".